Leyendas Urbanas: Yo Monstruo

 
Leyendas Urbanas

Circulan por ahí varias leyendas urbanas sobre mi persona.

Una de ellas cuenta que soy el peor hijo de P**a, el peor padre que puede haber en el mundo, el ser más desobligado que hay, la peor escoria que puede haber venido a este mundo; que soy una persona tóxica para las personas (y una de esas personas me lo dijo de manera directa, de frente y de viva voz), en pocas palabras soy un monstruo viviente… o al menos así me pinta y describe esa leyenda urbana que existe sobre mí.

Hay otra que dice que soy MALO así tal cual y claro que deben existir más leyendas urbanas que desconozco.

Reconozco que en algún tiempo si me sentía como un monstruo pero desde hace algunos años dejé de pensar en el que dirán los demás, en que piensan o van a pensar de mi;  dejé de complacer al mundo por que haga lo que haga para ciertas personas siempre seré el  “villano de SU película” y nunca cambiara su concepto. Actualmente del único en que realmente me ocupo en complacer, es a mí.

Además, cuando hablan mal de mí, primeramente me alimentan el ego porque me queda claro que no pueden vivir sin mencionarme en su vida y en segundo quien habla y dice lo que quiera (esas lenguas viperinas), realmente dice más de esa persona que de mi.

Yo no soy todo lo que ven y lo que ven no es todo lo que soy, pero sé muy bien quien soy y a pesar de mis defectos (porque tengo muchos) sé lo que valgo y con eso me basta y es más que suficiente.

La opinión que los demás tengan sobre mi persona es solo eso, una opinión y a mi las opiniones no me definen como persona.

AZ

Datos técnicos:
Ilustración hecha de forma digital en Photoshop y una tableta